El eterno Roger Federer

Roger Federer vuelve a las canchas para jugar su temporada N°19 de forma consecutiva en el circuito ATP con la intención de demostrarse a él y a la gente que todavía tiene mucho más para entregarle al tenis.

Semifinal de Wimbledon 2016. Federer enfrentó al canadiense Milos Raonic en lo que fue un tremendo partido que se definió en el quinto set. Nadie hubiese pensado que esa sería la última vez que la estrella suiza estaría dentro de una cancha en toda la temporada. El físico le pasó factura y al ex número 1 del mundo le llegó la hora de apretar el freno y tomar la decisión de parar. Como nunca lo había hecho en toda su carrera.

En febrero pasado ya había sido operado por primera vez cuando se rompió el menisco de su rodilla izquierda, mientras bañaba a sus hijas Charlene y Myla. Por esta razón estuvo dos meses inactivo. En una entrevista con el New York Times le encontró el lado positivo al tiempo que estuvo sin competir: “Me siento rejuvenecido. Quizás mentalmente necesitaba este descanso más de lo que pensaba. Me tomé seis meses en una carrera de 20 años, está bien”.

El 2016 envió un mensaje de que el tenis está en tiempos de cambio y renovación. Durante todo el año no se cruzaron en un nuevo enfrentamiento los dos jugadores que cambiaron la historia de este deporte en la era moderna. No hubo un Federer-Nadal por primera vez desde el año 2004, cuando se vieron las caras en el Masters 1000 de Miami con victoria del español por un doble 6-3.

Cada vez suenan con más fuerza los nombres de Alexander Zverev, Dominic Thiem o Nick Kyrgios, jugadores jóvenes con ganas de irrumpir y hacer su propio camino. Mientras que todavía siguen firmes otros rivales como Stan Wawrinka, Kei Nishikori o Marin Cilic, que ya demostraron hace mucho ser más que una simple promesa. La lucha será cada vez más despareja, porque el tiempo es implacable y nadie dura para siempre.

A Federer en este último tiempo se lo notó mucho más cerca de la gente. Talvez porque los necesite más que nunca, ya que el vínculo que tiene con el público posiblemente sea una de las tantas razones de su regreso. Transmitió en vivo una práctica con Lucas Pouille desde Dubai en sus redes sociales que fue vista por miles y miles de fanáticos en todo el mundo. Además, contestó vía chat las preguntas de sus seguidores. Antes de debutar en la Copa Hopman, en la ciudad de Perth, entrenó ante la mirada de 6000 espectadores.

Para la mayoría de ese público, que se dispersa alrededor de los cinco continentes, ningún deportista le generará mayor admiración que Federer. A sus 35 años sigue siendo el principal foco de atención. Atrás quedan Novak Djokovic, Andy Murray o algún tenista local de cada país en donde juegue. “¿Retirarme? Si me tomé estos meses es porque quiero jugar dos o tres años más. Yo me muestro realmente positivo. Mi mentalidad es a largo plazo”, así piensa en relación a su futuro el ganador de siete torneos de Wimbledon.

La realidad del ranking lo ubica en la posición 16, abandonó el Top Ten luego de 14 años, pero mantiene el hambre suficiente para ir en busca de su objetivo más firme: ganar el Grand Slam número 18 y estirar la distancia por sobre los 14 que consiguieron Pete Sampras y, hasta el momento, Rafael Nadal. "Ganar títulos es un sentimiento precioso, el ranking ahora mismo es completamente secundario. Porque si estoy sano, si no tengo ningún problema físico creo que todavía puedo hacer daño", afirmó lleno de confianza y con el espíritu competitivo que lo caracteriza.

Seguramente será un 2017 con emociones grandes para el tenis. La vuelta de Roger Federer es histórica y uno de los platos fuertes de la temporada. La eternidad deportiva ya la tiene asegurada, pero todavía quiere seguir agigantando su leyenda. De parte del público va a tener más apoyo que nunca.

Fotos: Sitio oficial ATP World Tour y Twitter @Hopmancup

mm
Yamil D'Addato

Periodista. Productor de radio y TV. Buscador de historias, a veces las encuentro. 1/3 de Golero. ydaddato@golero.com.ar

No Comments Yet

Comments are closed