El jugador del pueblo

Pablo Lescano toca cumbia. Carlos Tevez juega al fútbol. Demasiado fenómeno popular para una sola nota. Sensaciones de un lunes a la noche en Revista Golero.

“Qué difícil es vivir sin ti… Que difícil es vivir sin ti”, resuena el estribillo de un éxito de Damas Gratis. Difícil será para los hinchas de Boca vivir sin Carlitos en estos tiempos de vacas flacas donde no se juegan copas y en la vereda de enfrente les sobra material para brindar.

El jugador del pueblo se va a China a disfrutar de la pasividad del público y la tranquilidad que genera un suculento contrato, casi nunca antes visto. Es lunes en Palermo, donde casi no se juega al fútbol y estamos esperando la presencia del jugador del pueblo, del rey de la cumbia, esa persona que une pueblos enteros al sentir de su teclado.

“El jugador del pueblo”, apodo periodístico que se le acuñó a Carlos Tevez por su forma de jugar, de ser y especialmente por el lugar de donde viene a irrumpir al mundo: Barrio Ejército de los Andes, más conocido como Fuerte Apache.

El otro jugador del pueblo es del Barrio La Esperanza en San Fernando, se llama Pablo Lescano y no se va a China, sino que seguirá tocando todos los fines de semana por el país. Y de vez en cuando se va al exterior a jugar partidos cumbieros en estadios de fútbol que gozan con su música.

Es lunes en un boliche de Palermo que tiene como atracción principal al jugador de la cumbia. Llega, se coloca el teclado y que empiece el partido. Lescano con una camiseta de Tevez haciendo delirar a la multitud. Podría ser la Bombonera o cualquier baile del conurbano bonaerense. Se mezclan camisetas de Boca, River, alguna de la Juventus como tiene el cantante de Damas Gratis, todas transpiradas por el calor, el baile y el disfrute de la cumbia un día de semana a la noche.

Boca juega con Carlitos al mando los domingos en horario central futbolero, Damas Gratis juega de jueves a lunes girando con Pablito como estandarte. Fenómenos populares consagrados, amantes de la cumbia y el fútbol, Pablo y Carlos se conocen poco. Tienen amigos en común y se pueden haber cruzado en algún baile, pero lo que hay en el aire es una sensación de cercanía por su calor popular. Son de esos personajes que dudan de poder ir caminando tranquilos por la calle con su familia sin ser abordados por la gente.

Es lunes a la noche y Carlos Tevez ultima detalles para lo que fue su casamiento de varios días en Carmelo, Uruguay, con Vanessa, su novia de toda la vida. Es lunes a la noche en un boliche y Pablo Lescano se dispone a jugar el partido que más le gusta: el show en vivo. Son 45 minutos de furia en donde el grupo deja todo en el escenario y la gente delira. Uno tras otro, éxitos y más éxitos, jugando con el sabor del público que no para de pedir temas.

Pablo Lescano con la camiseta de Carlos Tevez en Juventus un lunes a la noche tocando cumbia. Busquen más pueblo si pueden.

mm
Rafael Alarcón

Periodista. Productor de televisión. Me fascinan las historias que no se deben contar. 1/3 de Golero. ralarcon@golero.com.ar

No Comments Yet

Comments are closed