El sueño del fútbol

Un ladrillero que se fue a Europa con 300 dólares en el bolsillo. Un sueño por cumplir. Una vida de sacrificios y mucho esmero para poder cumplirlos. Un periodista, luego amigo, que retrata todo eso en un libro. Una historia conjunta y miles de reconocimientos para la historia que los dos escribieron. El teatro de los sueños en Revista Golero.

Sergio Torres, el Paisa para sus amigos, trabajaba en Mar del Plata en una fábrica de ladrillos, y sólo pensaba en fútbol, lo único que le importaba era llegar a ser jugador. Entonces, en 2003 a los 22 años, decidió jugársela por su sueño y se fue a Inglaterra. Llegó allá sin nada, sin dominar una palabra del inglés, durmió abajo de las tribunas de una cancha, pero finalmente logró su objetivo: fichó por el Molesey, de las ligas regionales y después, como se destacó, empezó a avanzar hasta poder cumplir su fantasía.

Seis treinta y uno de la mañana. 06:31 en Argentina. 11:31 en España. La charla comienza con Juan Manuel López, el Gallego, periodista y escritor del libro “El Teatro de los Sueños”, que nos va a contar cómo fue encontrar la historia, ser amigo del protagonista y poder escribirla juntos.

-¿Cómo lo conociste a Sergio Torres, el Paisa, protagonista de la historia?

-El inicio fue medio de casualidad. Solía ir mucho a Mar del Plata y me enteré de su historia, la que todavía estaba construyendo. Todavía no había jugado contra el Manchester United en Old Trafford, por ejemplo. Empecé una amistad y hablábamos de transmitir esta historia en un papel, intercambiamos opiniones, pero creíamos que no había que hacer una simple historia, sino hablar de sueños y utopías, de ciertas realidades que nos tocan a todos. Los sueños son el mundo perfecto, no existen las clases sociales, las desigualdades. La historia de Sergio es una excusa para profundizar en otras cosas.

-¿Cómo fue escribir un libro con el protagonista?

-La vivencia fue increíble y un aprendizaje para ambos. Tardamos dos años y un mes en hacer el libro. No nos queríamos apurar. El día que empezamos fue el 27 de octubre de 2010, ese día firmamos un contrato imaginario con una línea que decía que íbamos a avanzar únicamente cuando tengamos ganas. Nadie nos apuraba y no íbamos a escribir por el sólo hecho de hacerlo. Nadie me mandó en mi vida tantos mails como Sergio Torres, muchas de esas charlas eran para reírnos o llorar. Una terapia de preguntas existenciales en donde sólo encontramos un par de respuestas. Nos fuimos dando cuenta que el libro debía formular preguntas para que cada individuo, a través de la historia de Sergio, encuentre sus respuestas.

Lo bueno de esto es que no tuvimos que inventar nada, la historia existía e iba creciendo día a día, eso nos gustó mucho y demuestra que la realidad suele ser más fantástica que la ficción. Cuando Sergio se fue a Inglaterra comenzó a hacer un libro de viaje (escrito en primera persona), y nosotros fuimos poniendo cosas de ese diario. Sergio Torres, de 22 años, que no sabe inglés, con frío, hambre y no sabiendo que le esperaba, no es el mismo que el actual, que puede vivir del fútbol y hasta le cuesta hablar castellano ahora.

-¿En qué momento de tu vida escribiste “El Teatro de los Sueños”?

-Recuerdo que hace dos años hablé con Ariel Scher y él me preguntaba esto mismo y le quise contestar que los libros -el Gallego también escribió La Luz de Miki Roqué-, fueron un escape, una salida prolija para el sistema que me estaba apretando, no sólo a mí, sino a varios compañeros periodistas nos estaban enseñando a ser boludos. Venía alguien y nos decía: “no quiero que crezcan, que mejoren, hay que hacer 60 líneas de porque Messi no canta el himno o la lesión del 7 de Boca”. Todos los días así, sin profundizar nada.

A partir de mi crisis con la profesión, me empecé a preguntar ¿no hay alternativas? ¿tengo que ser periodista las 24 horas. Un día, no sé bien cuando me di cuenta que quiero ser una persona las 24 horas y empecé a experimentar, viajando, conociendo, leyendo, agregándole más ojos a mi rostro y a partir de esa pregunta, de no querer ser más periodista, empecé a ser mucho mejor periodista del que era antes. Tratar de usar el fútbol para contar historias sin el apuro que te imponen las empresas periodísticas.

-¿Qué te genera ver el libro cuando pasas por una librería?

-Nada. Sinceramente nada. Me llenan de emoción los mensajes que recibimos y las historias que conocimos a partir de la salida del libro. Nos preocupa no poder dar respuestas a todos. No estamos, ni el Paisa ni yo, capacitados para tanto. Generamos preguntas, pero no sé cómo responder. Me vuelve loco que el libro sea la primera lectura de alguien. Es un  libro que no es de fútbol pero se transformó en un libro de los futbolistas. Con la edición en inglés, lo empezó a leer John Terry del Chelsea, la selección de Escocia, las juveniles inglesas y a partir de ahí, nacieron mil historias más y eso es lo que más nos llena de alegría.

-¿Qué es Sergio Torres en tu vida?

-El Paisa es un gran amigo, con todo lo que eso significa. Nos preocupan las mismas injusticias, nos seguimos riendo de las mismas cosas. Hace poco me preguntaban sobre la próxima hazaña de Sergio y no sé, ni siquiera me importa, porque continuará siempre soñando. En nuestra amistad y de la forma en que pensamos “intentar no es fracasar”. Eso nos une como esencia. A veces la felicidad no se encuentra en los grandes escenarios, sino con menos repercusión. Sergio Torres es un loco soñador y yo el primer defensor de esa locura.

mm
Rafael Alarcón

Periodista. Productor de televisión. Me fascinan las historias que no se deben contar. 1/3 de Golero. ralarcon@golero.com.ar

No Comments Yet

Comments are closed