Gabriel Peñalba: “Pensé que no jugaba más al fútbol”

El mediocampista argentino, que hoy juega en Cruz Azul, contrajo en 2012 el síndrome de Guillain Barré, una enfermedad en la que el sistema inmunológico ataca parte del sistema nervioso por error y causa estragos en los nervios de las personas.

“Fueron meses terribles, pensé que no iba a jugar más. Y no me importaba saber si volvería o no al fútbol. Abandonarlo no me parecía grave. Mi carrera deportiva estaba en un segundo plano. Sólo quería recuperar mi salud”.

No caben dudas que las ganas de vivir y de superarse son las que dan fuerzas para seguir en cualquier persona. Tal es el caso de Gabriel Peñalba, jugador de fútbol, ex Argentinos y Tigre entre otros, que en medio de su carrera recibió una noticia inesperada para su salud. En abril de 2012 descubrió, casi por accidente, que padecía síndrome de Guillain-Barré.

“Si me decían que iba a dormir con un cartón en la calle, pero iba a estar sano, decía que sí, lo demás no me sirve para nada”.

El Síndrome de Guillain-Barré es un problema de salud grave que ocurre cuando el sistema inmunológico ataca parte del sistema nervioso por error. Esto lleva a que se presente inflamación de nervios que ocasiona debilidad muscular o parálisis entre otros síntomas. Se desconoce la causa exacta del síndrome de Guillain-Barré. Este, daña partes de los nervios y puede causar  hormigueo, debilidad muscular y parálisis. Afecta la cubierta del nervio (vaina de mielina). Este daño se denomina desmielinización y lleva a que las señales nerviosas se movilicen de manera más lenta. El daño a otras partes del nervio puede hacer que dicho nervio deje de trabajar.

La debilidad muscular o la pérdida de la función muscular (parálisis) afecta ambos lados del cuerpo. En la mayoría de los casos, comienza en las piernas y luego se disemina a los brazos, lo cual se denomina parálisis ascendente.


Invitado al programa “Arroban Fútbol Show”, Peñalba contó el transitar de la enfermedad y como pudo superarla.

Gabriel Peñalba tenía 27 años, estaba bañándose y al ponerse shampoo en el pelo, sintió algo raro: “Sentía que me quemaba y pensé que era algo del producto”, sentencia el ex jugador de Tigre entre otros. Luego de varias situaciones en donde no podría resolver lo que pasaba con su cuerpo, los médicos le diagnosticaron síndrome de Guillain-Barré.

“Era desesperante porque nadie me daba un diagnóstico seguro y yo no encontraba solución. Tenía síntomas normales al principio: fiebre, tos seca y anginas. Hasta que comenzaron a picarme mucho los pies, mis músculos producían movimientos involuntarios y cada vez me sentía peor”.

Una enfermedad poco común y que es grave si no se diagnostica en tiempo y forma, ya que toma formas que afectan la movilidad y la sensibilidad. Pérdida de reflejos tendinosos en brazos y piernas, entumecimiento (pérdida leve de la sensibilidad) u hormigueo, dolor o sensibilidad muscular (puede ser un dolor similar a un calambre), movimiento descoordinado (no se puede caminar sin ayuda), dificultad para mover los músculos de la cara, sentir los latidos del corazón (palpitaciones), son las sensaciones que causa esta enfermedad en el cuerpo. Peñalba padeció varios de estos indicios que en su carrera, lo hicieron alejar de la práctica activa del fútbol casi un año.

Gabriel Peñalba hoy triunfa en el Cruz Azul, uno de los clubes más grandes de México, siendo adorado por la afición. Pero hubo un momento que marcó su vida. El síndrome de Guillain Barré había entrado en su vida y principalmente en su cuerpo. Por suerte, se pudo recuperar y seguir jugando a la pelota.

mm
Rafael Alarcón

Periodista. Productor de televisión. Me fascinan las historias que no se deben contar. 1/3 de Golero. ralarcon@golero.com.ar

No Comments Yet

Comments are closed