Hugo Tocalli: “Me amarga muchísimo ver a las selecciones juveniles”

Hugo Daniel Tocalli. 69 años. Tricampeón del Mundo con Argentina. La persona que logró que Lionel Messi se ponga la camiseta argentina y no la española. ¿Se puede creer? Hoy es el co-coordinador (junto a Fernando Kuchunchoglu) de Divisiones Inferiores y Director de Captación de Juveniles e Infantiles de San Lorenzo. Casi que no hay título para el técnico con más experiencia en juveniles de todo el país. Se pasea por las diferentes canchas del predio del Ciclón, viendo a chicos de 9 a 18 años para descubrir y formar a las nuevas joyas del fútbol argentino. Pero no sólo Tocalli vive de inferiores o juveniles. Está muy preocupado por la situación del fútbol local y advierte por la llegada de las sociedades anónimas.

Durante 15 años estuvo junto a José Pekerman saliendo campeones con la camiseta argentina y logrando todos los premios de buena conducta y disciplina. Hoy, en el club de Boedo intenta lograr la misma fórmula: horas de campo de juego y viajes al interior del país a ver jugadores donde los demás no buscan. En Revista Golero, Hugo Tocalli.

-¿Cuál es tu función en San Lorenzo?

-Estoy con Fernando (Kuchunchoglu) manejando las inferiores de San Lorenzo. Viajo por el país eligiendo jugadores para que vengan al club, se quedan en la pensión si hace falta y puedan entrenar con nosotros.

Córdoba, Santa Fe, el interior de la Provincia de Buenos Aires, son los lugares donde se mueve Tocalli para ver partidos y partidos de pibes que sueñan con jugar en primera. “Cuando voy a ver jugadores, voy a buscar chicos con condiciones técnicas. A ese jugador traigo acá, aunque sé que le va a faltar la parte física y táctica, además de sufrir de desarraigo por la familia. Son los primeros meses de adaptación, luego se van acomodando al ritmo de un club como San Lorenzo”.

-¿Cómo ves el fútbol argentino en este momento?

-A mí me preocupa no ponerse acuerdo, que todos los días hay un problema diferente. No sé si no nos damos cuenta el daño que le hacemos al fútbol y a la sociedad. Hay clubes que no tienen un peso. Va a haber que ajustar muchas cosas en la Argentina, me tocó estar en los últimos dos años en el fútbol chileno y ahí, donde hay un club que debe no puede fichar a nadie, o te sancionan con la categoría o la desafiliación. En Chile son todos clubes privatizados, entonces es diferente, en Argentina no estamos preparados para clubes privados.

-¿Por qué Argentina no está preparada para las sociedades anónimas en el fútbol?

-Primeramente, porque acá tenemos muchos hinchas y no “perdonarían” que se maneje así al club. Pongamos de ejemplo que alguien viene, compra un club y empieza a hacer lo que se le da la gana y no lo que quiere el hincha, porque es su propiedad, ¿funcionaría?, se pregunta Tocalli.

“Con las sociedades anónimas, el sentimiento del hincha se irá perdiendo. Además, hay otro tema que son las inferiores. En Chile hay cuatro clubes que trabajan bien con los juveniles, pero a los demás dueños no les interesa invertir ahí, van comprando jugadores todos los años. En algunos clubes, las inferiores, están de más. El empresario sólo busca la plata y su negocio, no lo que quiere o le gusta al hincha”.

-¿Cómo ves la posición de San Lorenzo ante esta situación?

-Muy buena, defendiendo al club, como ente social, pero no sé lo que opinan los demás presidentes de los clubes. Se habla tanto de que hay una tendencia para tirarse hacia ese lado y privatizar todos los clubes de primera que hasta parecería que viene de parte del Presidente de La Nación. Ahí estaríamos en una situación muy peligrosa.

Hugo Tocalli es referencia indiscutida en el ámbito de selecciones juveniles alrededor del Mundo. Hoy, como coordinador en San Lorenzo deja su opinión sobre la realidad argentina que él tanto conoce…

“La Sub 20 argentina estuvo un año sin técnico. Es increíble. ¿Cómo le vamos a echar la culpa al Vasco (Olarticoechea)? Él le puso el pecho a una situación brava y citó a los que pudo, a los que le dieron los clubes, y era de una lista que había elegido otro técnico, quizás no a los jugadores que él quería".

-¿Te duele ver a las selecciones juveniles en este estado?

-Me amarga muchísimo - le cambia el gesto de la cara -, me duele de una manera que no te imaginas. Vivo viendo todos los partidos del sudamericano, de todas las selecciones para ver que hacen los demás. Cuando veo el desorden de las juveniles, me pongo muy mal porque considero que no hay proyectos a largo plazo y se necesitan esas situaciones. Pekerman estuvo 14 años delante de las juveniles, se lograron muchos resultados y muchos jugadores a la Mayor. Después del Mundial 2007 en Canadá con Romero, Di María, Agüero entre otros, ¿Qué jugadores de juveniles fueron a la mayor? Esto es porque no se trabajó bien, creyeron que ganar y formar jugadores era fácil, y eso lo hizo Pekerman nomás. Me da bronca que no se pueda organizar nada en el fútbol argentino.

“Segura nos llamó a varios técnicos como Theiler, Vivas, Milito, Domenech, para consultas y no terminó eligiendo un técnico. Si fuera el Presidente de la AFA, hubiera llamado a Pekerman para que me comente cual fue la receta con la que encaminó las juveniles y se pudo ser potencia en las categorías de abajo”.

“Armando Pérez y la Comisión Normalizadora me llamaron para estar en la mesa de notables que elegía entrenador y luego querían que sea coordinador de las selecciones juveniles, pero que los técnicos los elegían ellos. Todo muy raro. Dije que no, porque no me parece bien eso, y además tenía el compromiso con Marcelo (Tinelli) para estar en San Lorenzo. Además no hay una cabeza que decida cómo se van a hacer las cosas o que proyecto se quiere para los chicos. Ellos no pueden elegir todos técnicos de diferentes formas de pensar si se quiere ser integral”.

-¿Qué te parece la idea de presentar carpetas para elegir un proyecto de juveniles?

-Me parece que fue muy desprolijo elegir a Úbeda y desestimar a toda la gente que se había presentado con su proyecto. Yo no presenté proyecto ni carpeta ni nada, tengo 14 años en juveniles de AFA como para llevar una carpeta.

-¿Es verdad que desde hace diez años que no vas al predio de Ezeiza?

-No fui nunca más. Desde 2007, y no sé si voy a volver a ir alguna vez. Renuncié cuando me quisieron cambiar los ayudantes y la gente que trabajaba conmigo, les avisé que si los sacaban, me iba. Nunca más pisé el predio. Reconozco que soy el que tiene vergüenza y no va. Debería ir a saludar a los chicos que tuve durante años como Messi o Mascherano.

-¿Cómo es su relación actual con Pekerman?

-Con José hablamos muy seguido, antes de fin de año estuvimos comiendo y comentando más de cuatro horas de fútbol colombiano y su selección y los pormenores del fútbol argentino que José no conocía tanto. Él siempre quiso que me vaya a Colombia, pero tenía decidido quedarme en el país o lo más cerca posible. Compartí casi 15 años con un muy buen grupo de trabajo. Nuestra relación siempre será de respeto y confianza. Es más, cuando llegó a Colombia, quería que vaya a coordinar las selecciones juveniles, pero ya habían elegido - unos días antes - a un grupo para las formativas, y era desprolijo que Pekerman llegase y echara a los técnicos.

-¿Percibís algún cambio en los jugadores desde cuando empezaste hasta hoy?

-En 1994 cuando empezamos, la selección Sub 20 tenía un sólo jugador en Primera División: Leo Biagini. En la segunda, tenía el 40% del plantel en primera, en la última, todos jugaban en primera y algunos ya lo hacían en Europa. También cambió que en cada plantel había por lo menos tres enganches clásicos, esos jugadores diferentes que hoy no hay. En el último mundial 2007, lo convertimos un poco a Banega para que juegue en esa posición. Los buenos siempre tienen que estar en la cancha, no importa el sistema que elijas para jugar. Hay que seguir buscando los jugadores que rompan esquemas, hay que revivir el potrero. A los pibes, hay que enseñarle todo, desde parar una pelota o cabecear, antes ya venían formados desde el potrero y en inferiores se les daba herramientas para llegar a la alta competencia. Por eso, los chicos que salen, no son como los de antes. Lo que más hay que trabajar en inferiores es en la técnica individual.

-A veces se les exige a los jugadores de divisiones inferiores, pero… ¿existen los formadores para los chicos?

-Existen formadores, pero los clubes no tienen proyectos a largo plazo. Un jugador no se hace de un día al otro. Todas las inferiores no buscan formar, si no ganar la división para que ese técnico no se quede sin trabajo. Entonces, el formador, quiere ganar de cualquier forma para no quedar en la calle. Quizás no son buenas las relaciones de los coordinadores de inferiores con los dirigentes. Los proyectos son a corto plazo y no sirven.

Fotos: Rafael Alarcón

mm
Rafael Alarcón

Periodista. Productor de televisión. Me fascinan las historias que no se deben contar. 1/3 de Golero. ralarcon@golero.com.ar

No Comments Yet

Comments are closed