La Laver Cup, una idea que se afianza

Si el año pasado la Laver Cup fue una novedad, la segunda edición fue la confirmación. Un aire fresco que el tenis necesitaba. Jugadores de primer nivel al servicio del show, partidos atractivos, contenidos digitales superadores y un sistema de puntaje distinto del habitual. Un torneo de exhibición que no entrega puntos ATP, pero que en tres días de competencia brindó un espectáculo indiscutible.

Roger Federer organiza este torneo junto a Team 8, su agencia de representación de deportistas y creación de eventos. Era una idea que ya tenía en su cabeza desde hace algunos años, pero que finalmente en 2017 pudo hacer posible. La ciudad de Chicago fue la sede de este año en la que hubo una asistencia de 93.584 espectadores en los tres días de certamen. Los números cierran y dan la certeza que fue una iniciativa ejecutada en el momento justo. Por lo que generó a nivel mediático y tenístico.

La mayoría de los mejores jugadores participan por las comodidades que les entrega el torneo. Sólo tres días de competencia, partidos cortos en duración y un certamen que los saca por un momento de la presión del circuito, la lucha por el ranking y que les permite "disfrutar" del juego.

Este año la principal atracción fue el ingreso de Novak Djokovic al equipo europeo-tras ganar Wimbledon y el Us Open- con su casi confirmado partido de dobles en pareja con Federer. El experimento terminó en derrota contra la muy buena dupla Kevin Anderson-Jack Sock del Resto del Mundo, pero hubo espectáculo y un momento gracioso que va a quedar en el recuerdo.

La presencia de dos históricos como Bjorn Borg y John McEnroe siendo los capitanes de cada bando también suman a que la función sea completa. Tener a la vista la intimidad de los vestuarios, postales como las de Federer coacheando a Djokovic y Zverev, como así también algunos festejos un tanto desmedidos de los jugadores que se entienden solamente por lo que es la Laver Cup: un producto pensado al servicio del entretenimiento, con un nivel de organización envidiable y que funciona.

Europa ganó el certamen 13-8 y revalidó el título, pero el resultado es anecdótico como en casi cualquier exhibición. Hubo tenis de buen nivel y el público lo agradece. Queda la pregunta si la Laver Cup se podrá mantener con el tiempo. Cuando Federer ya no participe activamente desde adentro de la cancha y el impacto por lo novedoso ya no sea tal.

Murray, Del Potro, Wawrinka y Nishikori son algunos de los nombres que por diversas cuestiones aún no han participado, pero posiblemente haya conversaciones para que estén presentes en posteriores ediciones. La estrella que faltó a la fiesta fue Rafael Nadal, una de las figuras el año pasado. Una ausencia que ya estaba confirmada antes de su retiro por lesión en el US Open.

La Laver Cup volvió a cumplir con las expectativas. Queda claro que el tenis tiene también otros condimentos. Que no todo es show, puntos espectaculares y estadios repletos. Con una Copa Davis que cambia su formato desde el año que viene sumado al regreso de la Copa Mundial ATP por equipos a partir de 2020 veremos si en el futuro podrán compartir cartelera en el mundo tenístico.

Foto: Twitter @lavercup

mm
Yamil D'Addato

Periodista. Productor de radio y TV. Buscador de historias, a veces las encuentro. 1/3 de Golero. ydaddato@golero.com.ar

No Comments Yet

Comments are closed