Rubén Capria: “Guardiola es el más resultadista de todos”

Una pegada exquisita, de esas que no hay en el fútbol argentino. Enganche por naturaleza y decisión, tiene un paladar fino para charlar sobre la pelota. En su rol como periodista trata de traer una visión que califica como vieja en el fútbol. Confiesa que pasa horas viendo partidos de hace años y que puede pasarse horas hablando del juego. Rubén Capria charló con Revista Golero sobre periodismo, Guardiola y su Barcelona, su experiencia como entrenador y por sobre todas las cosas, se habló de fútbol.

-Estuviste trabajando en Fútbol Compacto (DxTV), Hablemos de Fútbol (ESPN) y La Llave del Gol (FOX) ¿Cómo te sentís en el rol de periodista?

-Mi pasión es el fútbol. Todo lo que esté relacionado lo evalúo. Yo había tenido una pequeña participación (El Equipo de Primera), luego trabajé en canales comentando fútbol y hablando del juego en sí mismo. Esa parte me encanta. Es de lo que menos se habla en televisión, pero no importa, hay público para todo, también para los que quieren juego.

El gran beneficio del Barcelona y su paradigma fue desnudar mitos sobre el fútbol. Es la máxima bocanada de aire fresco del fútbol contemporáneo. Describe el buen juego como algo eficiente. El mito de que no se podían las dos cosas juntas, se rompió en pedazos.

El tiki tiki parece peyorativo o te tratan de violinista, o si querés ver espectáculo, anda al teatro y demás descalificaciones aberrantes y estúpidas. En esta época, eso no entra en ninguna cabeza, son cosas que atrasan. Me gusta mucho analizar el juego, veo mucho fútbol viejo que puede ser nuevo en una comprensión histórica.  El fútbol no es viejo ni nuevo, es bien o mal jugado. “Los goles de Puskas se parecen a los de Messi”. Cruyff, Maradona y Messi nacieron en épocas diferentes y juegan a lo mismo. Muy bien.

-Ahora que estás en esta faceta de periodista, ¿el Mago Capria no dirige más?

-Me han llamado, pero no me gustó la idea, pero tampoco hago algo raro para que me llamen o cualquier cosa para estar. Si les gusto o les gusta lo que pienso, me llamarán. Cuando contratan a alguien de experiencia es porque supuestamente la tiene clara y cuando contratan a alguien joven es porque tiene nuevas ideas. No es una cuestión de experiencia, siempre hay un justificativo para echar culpas cuando las cosas salen mal. No es una cuestión de juventud en el banco de suplentes. Hay que desmitificar esas cosas, hay miles de ejemplos, Guardiola es el que más sobresale.

Voy a volver a trabajar cuando la propuesta y la idea se junten para convencerme de agarrar. No digo que no al técnico, siempre voy a estar ligado al fútbol. Cuando me llaman para ser entrenador evalúo muchas cosas. El dirigente pregunta que fútbol me gusta, que clase de juego voy a hacer, en eso soy innegociable, la idea de fútbol no se negocia, si querés garantía de resultados, anda a buscarla al kiosco. En el fútbol no hay garantías, jugando bien estás más cerca de generar resultados y nada más.

Rubén Capria pasó 16 días por Villa Crespo dirigiendo a Atlanta. Su equipo perdió todo lo que jugó y el Mago renunció a la dirección técnica. Luego de eso no volvió a estar frente a un grupo de jugadores.

-¿Creés que esa experiencia es un antecedente para que te vuelvan a contratar?

-Sí, claro. Hay muchos dirigentes que contratan técnicos leyendo el diario. Milito no sirve en Independiente. Gallardo pasó de ser un boludo por sacar a D’Alessandro en un clásico a ser un genio porque le ganó a Rosario Central, ¿cuál de los dos Gallardo es?, se pregunta irónicamente el ex enganche. Y agrega otro ejemplo: “Simeone cuál es, ¿el campeón con River o el que salió último?”.

Si les pasó a ellos que son grandes entrenadores, cómo no me va a pasar a mí que era la primera experiencia al mando. Si en el fútbol querés explicar todo lo que pasa en un cancha, te equivocaste de profesión maestro, es imposible, en el juego hay cosas ocasionales y de impronta que no se pueden contar.

No me hice demasiados problemas porque se cómo funciona. “La credibilidad dura lo que dura el resultado del fin de semana”, podés pasar de héroe a villano en cinco minutos. Los dirigentes no hacen la valoración del proceso.

“Está tan sobredimensionada la virtud de un entrenador, que en el fondo es perverso, son rehenes de ellos mismos, algunos se creen Superman al ganar cinco partidos seguidos”. Es un círculo vicioso entre dirigentes y técnicos. Hay una máxima futbolera que dice que los dirigentes inventaron al entrenador para no ser el fusible ante lo malo que pueda pasar. En el fondo la responsabilidad también es de ellos que lo eligieron. “No hay un dirigente que se vaya por un mal resultado del equipo”.

Dinámica de lo impensado / Mecánica de lo trabajado

El fútbol tiene muchas cosas impensadas, cuando hablan de las mecanizaciones y esos cuentos, uno se para y dice… ¡paren de hablar boludeces!, no es que no se trabaja o se mecanizan, la mayoría de las cosas, salen de inventiva del jugador.

“Hay cosas que hace el futbolista que ni el mismo cree que va a hacer, entonces cuando un periodista habla de que todo se mecaniza, o no jugó en su vida a la pelota o está buscando o intentando llevar las cosas hacia un terreno del ego, para dar un golpe de efecto mediático”. Hay mucho tipo hablando irresponsablemente de cosas que no son verdades. Después hay gustos y eso es potable, pero hay que justificar las cosas que se hablan en los medios, sino vivimos engañando a la gente.

Aparecen términos de moda como equipo equilibrado, bueno, justifiquen. ¿Qué le da equilibrio al equipo? y empiezan a pedalear en el lugar. “Cuando haces tres preguntas de fútbol, hay gente que queda muy expuesta”. Hay que tener más humildad, hay quienes nos quieren hacer creer que porque ganó un par de partidos es un equipo fantástico. “No necesariamente ganar es jugar bien, y a veces perdés a pesar de jugar bien”.

Podes ganar o perder partidos por muchos factores. Cuando alguien quiere defender a una persona o a una idea, te pones más talibán de esa idea que el mismo tipo que la profesa. El fanatismo es malo de todas formas, hay que reconocer cuando las cosas se hacen mal, ¿a quién querés engañar cuando un equipo juega mal y gana?

El Mago Capria hace una de pregunta que no tienen respuesta fácil: Qué preferís ¿ganar o perder?, con la respuesta obvia, el tema es el cómo, ahí está el quilombo.

Ya sé que hay que ganar, nadie juega a perder en la vida. Juega bien pero no gana, ningún entrenador dice “vamos a jugar mal así ganamos” nunca lo escuché después de 520 partidos. La elección de fútbol es mucho antes del resultado final, de qué manera se consiguen las cosas. Casi siempre los campeones juegan bien. Hay equipos que rompen la regla, pero nadie juega mal durante una competencia entera y sale campeón de algo.

“Cuando hablan de resultadistas o violinistas, no se dan cuenta que Guardiola es el tipo más resultadista de todos, ganó 14 títulos en cuatro años”. Una cosa es entender que se habla y otra muy diferente es querer confundir. Si vos querés decir que sos resultadista y desprecias a Guardiola, el problema que tenés es con el juego, el cómo llegó a ganar tanto. Es una excusa nomás. “No hay muchas maneras de jugar bien al fútbol, es más, creo que hay una sola y la entendemos todos”.

mm
Rafael Alarcón

Periodista. Productor de televisión. Me fascinan las historias que no se deben contar. 1/3 de Golero. ralarcon@golero.com.ar

No Comments Yet

Comments are closed